¿Cómo desea contactar con nosotros?

Articulo del Dr. Cesár Benitez

Todos los pastoristas latinoamericanos y en especial los peruanos recordaremos  este último Siegerschau de una manera muy especial, espero que algún día podamos repetir la hazaña.
Aunque por diversos motivos estuve dudando de asistir, no me hubiera perdonado no estar cuando una perra peruana es llamada VA5, entre 187 competidoras, puesto, que como todos sabemos, nunca antes ha ocupado ningún perro de  Latinoamérica.
Nuestra ANTA tiene más para sentirnos orgullosos y es, que es hija de Gorbi y Rima von ben Harten: Se imaginan lo que debe haber sido para nuestros amigos ver a una VA nacida en el Perú e  hija de padres peruanos.
Recuerdo que cuando terminó la competencia todos los latinoamericanos que estábamos en la tribuna nos abrazamos con la emoción de haber dado un gran paso, sentíamos dentro de nosotros el orgullo de que el país donde hace más de un siglo se originó la raza, el Perú se lucia en la cancha, y a través de nosotros. Como bien dijo nuestro amigo Virgílio Garbin, triunfaba Sudamérica.
Ciertamente es una experiencia extraordinaria y definitivamente es una forma más de poner en alto el nombre de nuestro querido Perú, como en cualquier evento internacional y sobre todo muy lejos de nuestro país, el sentimiento de peruanidad  se acentúa.
Eramos algunos peruanos y muchos alemanes, vestidos con buzo rojo y blanco, que rápidamente fuimos identificados por los aficionados como el Dream Team peruano y “dueños” de ANTA; jamás me imaginé que muchísimos alemanes me pidieran que les venda un cachorro de “mi perra” ANTA.
Ese hecho había sido precedido de grandes momentos para los peruanos, entre otros, Quanta, hija de Anta y Bax von der Luisenstraßa, es decir de dos VA, quedó en el puesto 8, con solo un año y 15 días, daba mucha ventaja; pero como dicen, la calidad siempre se impone,
Para que tengamos una idea de lo grandioso que puede ser tener una VA, estábamos cerca de la pista cuando se terminó de juzgar la categoría de machos seleccionados y yo estaba al lado de Erich Orschler, era increíble, uno de los mejores criadores del mundo, que ha tenido varios VA, verlo con lágrimas en los ojos, lleno de alegría y tal era su emoción, que no podía ni hablar.
Por último, no puedo olvidarme de la emoción que sentí en el Donaustadion de Ulm con YESI VON BEN HARTEN, presentando Grupo de criaderos! Entiendo que es la segunda vez en la historia del Siegerschau Alemán que se presenta un criadero Sudamericano. desde estas líneas una especial felicitación a mis amigos Luz María y Roque Benavides por estos éxitos, pero sobre todo, por el entusiasmo y cariño que saben transmitir.
Sinceramente ojalá volvamos a vivir momentos gratos como éstos, en donde la verdad no nos provoque otra cosa que “estar envueltos en llamas” como dice un amigo mío, es decir ebrios… pero de felicidad!

Dr.César Benítez